La Fundación Sandra Ibarra y la marca de calzado artesanal Franca Rosé lanzan una pulsera solidaria cuyos beneficios irán destinados a la suma de esfuerzos frente al cáncer a través del proyecto Escuela de Vida.

La Fundación Sandra Ibarra y los artesanos del calzado de la marca alicantina Franca Rosé, se unen en una iniciativa solidaria para conmemorar el Día Mundial de la Salud que se celebra el 7 de abril a través de la creación de las pulseras ‘Llenos de Vida’.

Eligen esta fecha que trata de crear conciencia sobre las enfermedades más extendidas a nivel mundial, como el cáncer, y la importancia de los hábitos de vida saludables para prevenirlas, para presentar unas pulseras muy especiales, realizadas en piel en cuatro colores diferentes (rosa, rojo, naranja y beige) con la impresión en negro del lema de la Fundación Sandra Ibarra Llenos de Vida junto al lazo característico de la entidad. Un lema que resume la filosofía de trabajo de la Fundación con los pacientes y supervivientes de cáncer y que se amolda a la perfección con el concepto de ‘slow fashion’ que abandera la marca Franca Rosé, cuyos artesanos han creado este complemento solidario.

Además del apoyo a la artesanía local y familiar de la localidad de Elda, desde donde Franca Rosé desarrolla un negocio que ya ha trascendido las fronteras nacionales, la compra de estas pulseras contribuye a la suma de esfuerzos frente al cáncer, ya que el 100% de los beneficios de su venta se destinará al proyecto de la Escuela de Vida de la Fundación Sandra Ibarra. El precio de las pulseras es de 10€ la unidad y pueden adquirirse en https://fundacionsandraibarra.org/regalos-solidarios/ y en www.francarose.es.

Se trata de la primera escuela de pacientes y supervivientes de cáncer especializada en hacer frente a las necesidades asistenciales existentes durante la enfermedad y las que surgen en el periodo de transición en el que ya no hay tumor ni tratamiento pero aparecen otras secuelas que deberían ser atendidas. Entre las principales iniciativas de la Escuela de Vida se está desarrollando el primer Registro de Supervivientes de Cáncer de España, a través del que se trata de encontrar a los casi 2 millones de personas que han superado un cáncer en nuestro país para conocer sus necesidades específicas a medio y largo plazo y ser capaces de mejorar su bienestar y calidad de vida.

La solidaridad y la artesanía tradicional se unen para recordar la importancia de una vida saludable, en la que nunca falte lo más preciado que una persona puede tener en estos tiempos: salud para vivir Llenos de Vida.