Empresas con propósito: ITC Packaging colabora con la Escuela de Vida de la Fundación Sandra Ibarra

Noticias FSI

Esta empresa alicantina, animada por su vínculo personal con la persona que da nombre a la primera Beca de investigación «Sebbin por Teresa Lloret», no dudó en sumar su ilusión y su aportación a la primera escuela de pacientes y supervivientes de cáncer.

ITC Packaging, uno de los principales fabricantes de packaging plástico rígido del mercado español y europeo, decidió dedicar parte del presupuesto de 2020 del área de RRII del grupo empresarial a sumar esfuerzos frente al cáncer y, después de conocer el trabajo de la Fundación Sandra Ibarra, decidió destinar su aportación a nuestra Escuela de Vida.

Así lo contaban en el número 10 de su revista Packaging Culture:

“Durante los meses de pandemia perdimos a alguien muy querido por nuestra familia. Una amiga que era familia. Poco después supimos que el laboratorio en el que ella trabajaba, SEBBIN, había llegado a un acuerdo con la Fundación Sandra Ibarra para destinar la Beca de investigación “Sebbin por Teresa Lloret”, en homenaje a nuestra amiga, a una investigación sobre el cáncer de mama en mujeres jóvenes liderada por la Doctora Ana Lluch en el Instituto de Investigación Sanitaria de Valencia (INCLIVA).

 Quisimos participar de alguna forma, así que casi de inmediato nos pusimos en contacto con SEBBIN y ellos nos refirieron a la Fundación Sandra Ibarra.

 Tras algún que otro Zoom y cruce de emails nos dimos cuenta de que entre ITC y la Fundación había mucho por construir y con mucha ilusión.”

Con su colaboración solidaria, ITC Packaging está ayudando a sostener un proyecto, la Escuela de Vida, y uno de sus principales hitos: el  desarrollo del primer Registro de Supervivientes de Cáncer de España, que permitirá visibilizar la realidad y necesidades asistenciales de los casi dos millones de supervivientes que se estima que hay en nuestro país, con el objetivo de generar estudios y protocolos específicos de prevención y tratamiento, así como mejorar su calidad de vida a través de la investigación

Desde la Fundación Sandra Ibarra queremos agradecer a ITC su solidaridad, darles las gracias por contribuir a crear un mundo mejor, y por comprender la necesidad de que las empresas se comprometan de forma activa con los problemas de nuestra sociedad e inspiren a otros a hacerlo.

No te pierdas nuestra Memoria 2020, un año para no olvidar
Colonoscopia: todo sobre la prueba que detecta el cáncer más ligado a la comida
Menú