Píldoras de Bienestar de la Escuela de Vida: Gestión Psicoemocional (III)

La Escuela de Vida de la Fundación Sandra Ibarra nace con el principal objetivo de mejorar el bienestar y la calidad de vida de los pacientes y supervivientes de cáncer, y sus “Píldoras de Bienestar” pretenden, estos días más que nunca, acercar el bienestar a todos los pacientes y supervivientes a través de ejercicio físico, la relajación, la nutrición saludable y, una de las cosas que consideramos más importantes: el cuidado de nuestra salud mental y emocional.

Las Píldoras de bienestar de la Escuela de Vida son ofrecidas por profesionales expertos en las diferentes áreas, y en el caso de la psicología contamos con la colaboración del Centro Psicosanitario Galiani de Sevilla, que se han convertido en un referente en el apoyo psicoemocional en estos tiempos de confinamiento e incertidumbre.

“Cada célula de tu cuerpo reacciona a todo lo que dice tu mente. La negatividad es una de las razones que más debilitan al sistema inmunológico”

1.- SOMOS LO QUE PENSAMOS, SOMOS LO QUE SENTIMOS

Cuando piensas, tus pensamientos no caen en el vacío. Cada vez que tienes un pensamiento se da una reacción bioquímica en el cerebro, a causa de la cual generas sustancias químicas.

Debemos tener en cuenta, que el cerebro le envía al cuerpo unas señales químicas que actúan a modo de mensajeras de los pensamientos. Cuando el cuerpo recibe  estos mensajes químicos del cerebro, responde al instante activando una serie de reacciones que coinciden con lo que el cerebro está pensando.

ACTO SEGUIDO, EL CUERPO LE ENVÍA AL CEREBRO UN MENSAJE CONFIRMÁNDOLE QUE AHORA SE SIENTE EXACTAMENTE COMO EL CEREBRO ESTÁ PENSANDO.

Para entender este proceso ES FUNDAMENTAL, EN PRIMER LUGAR, QUE COMPRENDAS EL PAPEL QUE EL CEREBRO Y LA QUÍMICA DEL MISMO TIENEN EN TU VIDA. Presta atención a ello, por favor, durante las siguientes líneas.

En las últimas décadas se ha descubierto que el cerebro y el resto del cuerpo interactúan mediante potentes señales electroquímicas. Nuestro cerebro es una gran fábrica química que se ocupa de una infinidad de funciones fisiológicas. Todas las células tienen en su superficie receptores que captan la información procedente del exterior de sus límites. Cuando las sustancias químicas, la frecuencia y y la carga eléctrica entre un punto receptor y una señal recibida del exterior concuerdan, la célula «se activa» para realizar determinadas tareas.

Los neurotransmisores, los neuropéptidos y las hormonas son las sustancias químicas de la “causa y efecto” para la actividad cerebral y el funcionamiento del cuerpo. Estas tres clases distintas de sustancias químicas conectan con las células,las  hacen interactuar entre sí o influyen en ellas  en cuestión de milisegundos.

POR EJEMPLO, si piensas que tienes que pedirle explicaciones a tu hijo adolescente por la abolladura que has descubierto en el coche, los neurotransmisores iniciarán en tu cerebro un proceso mental que te producirá un estado mental particular. Los neuropéptidos le enviarán químicamente al cuerpo una señal en concreto y empezarás a sentirte algo irritado. Cuando los péptidos lleguen a las glándulas suprarrenales, les harán liberar adrenalina y cortisol, dos clases de hormonas, y ahora sí, te sentirás enojado de verdad. Químicamente, tu cuerpo está listo para la batalla … BIENVENIDO AL CONCEPTO: “CUERPO DEL DOLOR”

SIGUE LEYENDO AQUÍ

https://www.centropsicosanitariogaliani.com/wp-content/uploads/2020/03/GESTI%C3%93N-PSICOEMOCIONAL-parte-3.-CENTRO-PSICOSANITARIO-GALIANI.pdf

 

2020-03-30T13:13:46+00:00 30 marzo 2020|Noticias, Noticias FSI|