Richard Doll, el científico que demostró que fumar causa cáncer de pulmón

  • El médico e investigador británico Richard Doll cambió hace más de 60 años la imagen que tenían los cigarrillos al probar que fumar causa cáncer de pulmón. Sin embargo, este prestigioso científico tuvo su veta controversial durante su vida y tras su muerte.

Richard Doll, el científico que demostró que fumar causa cáncer de pulmón

Hace poco más de 60 años, el médico británico Richard Doll (1912-2005) cambió todo lo que se creía hasta ese entonces sobre el hábito de fumar. Doll fue el primero que sugirió que había una relación entre el tabaco y el cáncer de pulmón.

El científico, junto a colegas del Consejo Médico de Investigación de Reino Unido (MRC), publicó un estudio en 1954 en el que por primera vez se afirmaba que había una conexión entre fumar y la enfermedad. Y ese resultado cambió las mentes y vidas de millones de personas en todo el mundo. En el Día Mundial sin Tabaco, que se celebra este 31 de mayo, te contamos quién fue Richard Doll y por qué fue un hombre controvertido.

Primeros pasos

William Richard Shaboe Doll nació en Londres en 1912 y era hijo de un médico clínico. Se decidió a estudiar medicina después de, por problemas con el alcohol, haber fallado un examen para convertirse en matemático. Se graduó en 1937, antes de servir en la II Guerra Mundial.

Cuando terminó la guerra, ya con 41 años, publicó los resultados de la investigación del MRC que tenía como objetivo averiguar por qué tantas personas estaban muriendo de cáncer de pulmón en ese momento. “La mortalidad por cáncer de pulmón aumentaba cada año en las primeras décadas del siglo pasado”, dijo Doll en una entrevista con la BBC en 2001.

“Nadie le prestó atención a estas altas tasas de mortalidad durante la guerra. Pero en los años que siguieron, comenzaron a preocuparse”, añadió.

Un médico con una radiografía de pulmones.

Fumar sí, fumar no

En la actualidad, pocas personas cuestionan que fumar causa cáncer. Pero en la Inglaterra de la posguerra la historia era muy diferente. Algunos científicos habían sugerido que el aumento de las tasas de cáncer de pulmón podría deberse al hábito de fumar, pero las pruebas en animales parecían descartar la relación.

Entonces muchos investigadores, incluido Doll y Austin Bradford Hill comenzaron a investigar otras posibles causas sospechosas. Doll afirmó que llegó a pensar que la causa podía estar en la construcción de carreteras. Sabíamos que había componentes cancerígenos en el alquitrán”, dijo Doll. Como parte de la investigación, el grupo de científicos entrevistó a 700 pacientes con cáncer de pulmón para tratar de identificar un posible vínculo.

“Les hicimos todas las preguntas que se nos ocurrieron”, aseguró. “Y no pasó mucho tiempo para que quedara claro que fumar cigarrillos podía ser el culpable”. El mismo Doll reconoció a la BBC que dejó de fumar tras 18 años cuando se dio cuenta del peligro, aunque le llevó años convencer a su esposa de que abandonara también.

Los hallazgos del estudio se publicaron en 1951, pero no fue hasta que se conoció el documento final de 1954 que las personas comenzaron a tomar nota. “Nadie nos creyó”, contó Doll. “Pensaron que debía haber otras explicaciones”. Pero este estudio se convirtió en la base para todas las demás investigaciones sobre el impacto de fumar cigarrillos en la salud y de alguna manera ayudó a salvar millones de vidas.

FUENTE > HOLA

2019-06-03T11:54:23+00:00 3 junio 2019|Noticias|