"Sueño con el día en que podamos escuchar las palabras mágicas: el cáncer se puede curar."

Más de una veintena de pacientes disfrutan de cursos fomativos gracias al acuerdo entre Diverbo y la FSI

on Miércoles, 29 Octubre 2014. Posted in Acciones Solidarias, Cronología

Si importante es el tratamiento farmacológico para superar el cáncer de mama, no es menos crucial el apoyo psicológico una vez se detecta la enfermedad. De las 22.000 mujeres que cada año son diagnosticadas con cáncer de mama en España, un 70% se ven obligadas a recibir ayuda de los psico-oncólogos. Son muchos los expertos que consideran imprescindible que las pacientes inicien actividades formativas enfocadas al futuro para potenciar la capacidad de superación de su enfermedad y facilitar su reincorporación al mundo laboral. 

 

diverbo-2


"El cáncer no es un paréntesis en la vida de las pacientes: el cáncer te atraviesa la vida. Lo que tenemos que conseguir es que ese cáncer no bloqueé nuestra vida sino que sea una circunstancia con la que se puede convivir mientras se está en tratamiento. Durante todo este proceso no vale con ir sobreviviendo, hay que seguir viviendo" asegura Javier Barbero, Psico-oncólogo del Hospital Universitario de La Paz en Madrid. 

 

"La presencia de un cáncer no supone la inhabilitación de la capacidad de soñar. Hay determinadas actividades que te conectan con ese derecho a soñar, a situarse más allá del cáncer pero sin obviar la enfermedad. Si una paciente está estudiando un curso de idiomas lo plantea como algo para disfrutar en el presente pero también como una inversión de cara al futuro. Esto supone pensar más allá de la enfermedad porque tienen derecho a hacer planes de futuro" comenta el Dr. Barbero.


Por ello, desde hace meses, la Fundación Sandra Ibarra y Pueblo Inglés-Diverbo imparten cursos formativos de inglés con un doble objetivo: "Primero es una válvula de escape para evitar estar pendiente exclusivamente de la enfermedad. A mí me ayuda a arreglarme, a salir a la calle y a relacionarme con más personas en torno a un proyecto de futuro. También aprovecho el tiempo de mi baja laboral para superar un importante déficit formativo que arrastro desde hace años" asegura Asunción, paciente de 50 años."El panorama laboral, entre lo difícil que está y lo difícil que es para nosotras por nuestra enfermedad, cualquier apoyo o ayuda formativa significa ir progresando e ir creciendo profesionalmente" comenta Cristina, paciente de 53 años.

 

Puedes ver aquí la videonoticia.

Empresas Protectoras Corazón de Diamante

Empresas Protectoras Corazón de Oro

Empresas Protectoras Corazón de Plata

Fundación Sandra Ibarra

de  Solidaridad Frente al Cáncer

Vía de las Castillas Nº 31-3

28223 - Pozuelo de Alarcón - Madrid

+34 91 576 76 82

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

gepac